Consejos para dormir
estres insomnio

Como calmar los nervios para combatir el insomnio y dormir mejor

06/07/2017

Una de las principales causas del insomnio es la hipervigilancia del sistema nervioso. La hiperexitación del sistema nervioso es en realidad, la respuesta al estrés. Así que podríamos decir que el estrés es el causante de muchas noches “en blanco”.

En realidad el estrés  va ligado a la supervivencia. Es la función más básica es para alertar al peligro inminente y darle la fuerza y ​​la velocidad para hacer frente al peligro o huir de él.

Irónico, ¿no? Una de las mayores causas de insomnio es un mecanismo incorporado que está diseñado para mantenernos vivos y saludables. Lo que pasa, es que muchas veces vivimos o percibimos como estresantes eventos que realmente no lo son, pero nuestro cuerpo reacciona igual: a fin de que la respuesta de lucha/huida funcione correctamente, el cuerpo se inunda con las llamadas hormonas del estrés, como el cortisol, norepinefrina, y otras, para que pueda responder adecuadamente al peligro. La frecuencia cardíaca y la respiración van mucho más rápido,  aumenta la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre y los aminoácidos, y así sucesivamente,  para que se pueda llevar a cabo lo que sea necesario para protegerse y proteger a sus seres queridos.

El estado mental cambia a un estado de alerta. Los sentidos y percepciones se vuelven más nítidas y más agudas. El cuerpo se tensa a la espera de la acción.

Cuando haya pasado el peligro, o el factor que nos produce estrés,  el cuerpo libera otras hormonas para ayudar a que las cosas vuelvan a su estado normal, la tensión se disipa y se puede disfrutar de una vida más tranquila de nuevo.

Así que sí, su propio instinto de supervivencia puede ser el culpable detrás de las causas más frustrantes de insomnio – la incapacidad de calmarse, relajarse y liberar la tensión mental y física que te mantiene despierto.

Por supuesto, eventualmente, esta prolongada respuesta al estrés o el estado de hiperactividad no beneficia a su salud y bienestar, y afecta de manera especial al sueño.

El estrés o un estado de nerviosismo es  una de las principales causas del insomnio. Todos nos hemos sentido alguna vez   aquello  de estar “cansado pero conectado”.

Seguro, estás completamente agotado… pero al mismo tiempo tu mente está corriendo, sin espacio para la relajación necesaria para prepararse para el sueño.

¿Cómo lidiar con los nervios?

 

 

Tiene sentido que una de las mayores causas de insomnio, el estrés,  no tiene una sola solución.

El primer paso es entender qué está pasando exactamente. Esperanzadamente, este artículo le ha ayudado con eso. El siguiente paso es, extrañamente, redefinir esta respuesta como algo positivo en lugar de negativo. Si bien esto puede parecer realmente ridículo para usted, la aceptación es la única manera segura de llegar a una solución real.

El tratamiento del estrés o nervios puede tener diversos acercamientos. Si el estrés forma parte de un problema de ansiedad más grave, puede ser necesaria la ayuda de medicamentos para el estrés o ansiedad. Pero también hay técnicas de relajación o terapias psicológicas que pueden ayudar cuando nos sentimos más nerviosos o estresados. Por ejemplo, la terapia cognitiva conductual enseña maneras para que usted pueda reconsiderar su respuesta a los estímulos.

La terapia se centra en la reducción del estrés, tales como técnicas de relajación (meditación, la relajación progresiva, la relajación visual, llevar un diario sus pensamientos. . .). La respiración profunda y el ejercicio también pueden ser de ayuda.

Otras veces la respuesta para disminuir la ansiedad y el estrés vienen de la propia naturaleza: hay plantas medicinales que poseen propiedades relajantes. Veamos algunas de ellas.

Plantas relajantes y equilibrantes

 

 

Valeriana: La planta valeriana es un gran aliado para dar respuesta a situaciones de insomnio ocasional ya que sus propiedades apuntan a ser un sedante natural en momentos de estrés y estados de nerviosismo que pueden ser causas de insomnio. Sus activos actúan sobre el sistema nervioso relajando la zona y permitiendo crear el contexto idóneo para un buen descanso.

Lúpulo: El lúpulo se utiliza en diversos ámbitos, uno de los más conocidos es en la fabricación de la cerveza, para la que se utilizan sus flores. El lúpulo es el responsable del sabor ligeramente amargo de esta bebida. En el ámbito de la salud, el lúpulo, al igual que la valeriana,  tiene un efecto sedante,  por lo que resulta de ayuda en caso  de problemas de sueño causados por el estrés, facilitando la conciliación del sueño.

Melisa: Conocida también como hoja de limón, se le atribuyen propiedades relajantes y tonificantes, por ello se utiliza en estados de nervios o estrés. Se consume sobre todo en infusión. Sus propiedades naturales permiten al cuerpo y a la mente relajarse para así poder disfrutar de un buen descanso. A nivel tópico, la melisa, también se ha utilizado tradicionalmente como repelente natural de insectos.

Estas son algunas de las plantas medicinales que se utilizan para aliviar problemas de sueño y/o nerviosismo, pero recuerda: si no puedes dormir bien y decides seguir algún tratamiento para el insomnio, aunque sean remedios naturales a base de plantas, lo más recomendable es consultar con un profesional sanitario (médico o farmacéutico) para que nos ayude a diagnosticar nuestro problema, averiguar su causa y buscar la mejor solución.

 

 

 

Referencias:”Hyperarousal,” 2007, Dorland’s Medical Dictionary

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.