El Insomnio
Falta de sueño y ojeras

Cómo decir adiós a las ojeras

02/12/2013

Todos los que hemos pasado un período en el que no dormimos bien, sabemos que una de las más inmediatas consecuencias del insomnio es levantarse  a la mañana siguiente con unas ojeras de campeonato. Nuestra piel refleja enseguida los efectos de la falta de descanso, y por eso las noches sin dormir son rápidamente identificables en nuestro aspecto físico. ¿Cuántas veces te has comentado aquello de “hoy tienes mala cara”? La razón seguramente es que  ese día tienes más ojeras de lo habitual.

Los ojos son lo primero miramos de una persona y muchas veces reflejan el estado en que nos encontramos: problemas de salud, insomnio, estrés e incluso el estado de ánimo, quedan reflejados enseguida en la delicada piel que rodea nuestros ojos en forma de cercos más oscuros o hiperpigmentados.  Las ojeras se ven azuladas o oscuras porque su aparición se debe a  una deficiente circulación sanguínea: factores como el cansancio, la falta de sueño o una alimentación deficiente hacen que los vasos capilares se dilaten, y como la piel del contorno de ojos es más frágil y delicada que la del resto del rostro, los deja entrever. Las ojeras también se manifiestan, sobre todo con la edad, en forma de bolsas bajo los ojos, más relacionadas en este caso con la retención de líquidos.

¿Como evitar la aparición de ojeras?

Para evitar en la medida de lo posible la aparición de las temidas ojeras estas son algunas de las claves más recomendadas por dermatólogos:

  • Dormir bien: permitir que nuestro cuerpo descanse las horas suficientes.
  • Llevar una alimentación completa y equilibrada : el déficit de algunos nutrientes, como el hierro, se ha relacionado con la aparición de ojeras.
  • Utilizar protector solar
  • Evitar fumar: el tabaco tiene efectos muy negativos en nuestra piel.
  • Beber suficiente agua y mantenerse bien hidratado.
  • Elevar la cabeza (con la ayuda de almohadas) mientras dormimos.

Aunque hemos visto que el insomnio y el agotamiento físico  es uno de los principales desencadenantes de las ojeras, lo cierto es que éstas tienen diferentes motivos, e incluso hay personas predispuestas genéticamente a tener más ojeras que otras, aún durmiendo las ocho horas “de manual”.  Para solucionar este problema, existen varios tratamientos, tanto naturales como cosméticos, que pueden contribuir a que podamos decir adiós a las odiosas ojeras.

A continuación os dejamos una serie de remedios naturales anti-ojeras que esperamos que os ayuden a borrar las huellas del cansancio en vuestro rostro, a la espera de que una buena cura de sueño haga también sus efectos.

Manzanilla: Prepara una infusión de manzanilla. Déjala enfriar bien. Moja una gasa y aplícala bajo los ojos unos 15 minutos. La manzanilla, gracias a sus efectos antiinflamatorios,  te ayudará a disminuir la hinchazón y contribuirá a que las ojeras se vean menos.

Té: Prepara una infusión de té y déjala enfriar en reposo. Aplícatela bajo con la ayuda de una gasa. Para relajar los ojos y prevenir el enrojecinmiento también puedes aplicar la misma bolsita de la infusión de té (bien fría) encima de los ojos cerrados durante 10 minutos.

Almendro: El aceite de almendras ayuda a relajar la zona y a reducir las ojeras producidas por inflamación de los capilares.

Pepinos: El clásico entre los clásicos, aplicar unas rodajasde pepino bajo los ojos durante 15 minutos ayuda a también a descongestionar la zona y por su efecto refrescante, la piel  se relaja. Es importante que te laves bien la cara después de la aplicación.

Patatas: Otro remedio popular para las ojeras, la pulpa de la patata ayuda a desinflamar las venitas que surgen bajo los ojos. Aplica una rodaja de patata durante unos minutos.

Para las personas más predispuestas a sufrir ojeras de forma frecuente, también hay excelentes métodos de camuflaje: cosméticos que aunque no siempre las reducen o eliminan,  ayudan a disimularlas, como los correctores de ojeras. Fíjate en la tonalidad de tus ojeras a la hora de elegir tu corrector y busca el que que lo contrarreste mejor (por ejemplo, unas ojeras azuladas  se compensan mejor con un corrector con toques naranjas, mientras que las amarronadas se compensan mejor con un corrector de la misma tonalidad de tu piel).

1 coment.

Una respuesta a “Cómo decir adiós a las ojeras”