El Insomnio

Insomnio y bebidas energéticas

07/10/2014

Bebida energética

Las bebidas energéticas están de moda, y en los últimos años, su consumo ha aumentado especialmente entre deportistas o personas con grandes demandas físicas. Estas bebidas incluyen cantidades variables de sustancias con un efecto estimulante, como la cafeína o la taurina, además de carbohidratos y azúcares, como un refresco habitual. Algunos deportistas toman este tipo de bebidas energéticas esperando mejorar su rendimiento deportivo gracias a la energía “extra” obtenida por estas bebidas. ¿Pero realmente la obtienen? ¿Cómo funcionan este tipo de bebidas y cómo influyen en el rendimiento deportivo?

Con el objetivo de responder a preguntas como éstas, expertos de la Universidad Camilo José Cela (UCJC) ha estado evaluando durante cuatro años los efectos de las bebidas energéticas  sobre las personas que más habitualmente las usan: los deportistas.  Contaron   con la participación de deportistas de élite de diferentes deportes de competición ( tan dispares como fútbol, voleibol, tenis, natación o escalada), a los que se dividió en dos grupos para observar los efectos de estas bebidas en la práctica deportiva: un grupo tomaba el equivalente a tres bebidas energéticas ( mientras que el otro grupo recibía un placebo antes de iniciar un deporte de competición. A continuación se midieron los resultados de ambos grupos: distancia recorrida, velocidad, rendimiento muscular. . .

Según las conclusiones del estudio, publicado en el British Journal of Nutrition, el grupo que consumió bebidas energéticas antes de la competición, aumentó su rendimiento entre un 3 y un 7% frente a aquellos que habían ingerido un placebo en su lugar

Pero, según el estudio,  estas no fueron las únicas consecuencias para el grupo de deportistas que tomó bebidas energéticas. Además de valorar el rendimiento deportivo, también se les preguntó acerca de de sus sensaciones tras el consumo,  y se valoraron sus efectos secundarios respecto al grupo que recibió el placebo. Si bien los deportistas notaron mayor fuerza  y resistencia tras el consumo de las bebidas, también aumentaba la frecuencia de trastornos de insomnio y nerviosismo en las horas posteriores a su ingestión, efectos secundarios similares a los que pueden aparecer tras un consumo excesivo de cualquier bebida con cafeína- no necesariamente energética.  Por eso, los investigadores concluyeron que pese a su nombre, las bebidas “energéticas” no aportan más energía que un refresco “normal” con similar aporte calórico,  sino que sus efectos (tanto el aumento en el rendimiento deportivo como los efectos secundarios como aumento de alerta, falta de sueño y/o nerviosismo) se deben exclusivamente a su contenido en cafeína.

Por tanto, si bien las bebidas energéticas parecen ser útiles para el rendimiento deportivo, hay que valorar también sus efectos secundarios.  En problemas de insomnio se desaconseja el consumo de bebidas estimulantes con cafeína, por ello, si habitualmente te cuesta dormir, es recomendable que no las consumas o bien, que sólo las tomes por la mañana.

Si te interesa saber más sobre esta investigación y cómo la cafeína influye en la práctica deportiva y sus efectos sobre nuestro cuerpo puedes ver un abstract del estudio aquí.

Fuente: Agencia Sinc

Imagen: © FikMik

1 coment.

Una respuesta a “Insomnio y bebidas energéticas”