Consejos para dormir
organizar el tiempo

Cómo organizar mejor tu día

14/01/2013

Si hicieran una encuesta de la excusa que más veces hemos puesto para dejar de hacer algo, la falta de tiempo se llevaría la medalla de oro.  La falta de tiempo es la excusa perfecta para incumplir propósitos navideños, esquivar compromisos sociales que no nos apetecen y a veces,  hasta para dormir menos de los que necesitamos: nos parece que el día es demasiado corto si nos vamos a la cama temprano. Aún hay tantas cosas por hacer y la vida pasa en un abrir y cerrar de ojos!

Muchas veces no es sólo la falta de tiempo real la que nos lleva a  pasar por la vida sin pausa , si no que también nos dejamos llevar por nuestro entorno, que nos empuja siempre a la acción, y muy pocas veces a pensar en el cómo y por qué lo hacemos.   La sensación de falta de tiempo entonces se acrecienta, y puede que paradójicamente, gastemos el tiempo que en teoría no tenemos pensando en  la cantidad de cosas que tenemos pendientes, con una sensación de agobio que crece al ritmo de las manecillas del reloj. Todo esto nos puede provocar dificultades de concentración, dificultad para dormir y afectar a nuestro estado de ánimo.

Por eso, hoy en nuestro blog vamos a hablar de qué podemos hacer durante el día para para que  las tareas pendientes nos dejen dormir tranquilos de noche. Y es que muchas veces no es más que una cuestión de organización!

  • Planificación: Aunque a veces parezca que casi no tenemos margen de maniobra, todos sabemos que una buena planificación es la mejor manera de ahorrar tiempo, y la mejor contribución para que nuestras tareas diarias lleguen a buen puerto. Pero igual de importante es no ser excesivamente rígido: no hay que obsesionarse ni desmoralizarse cuando algún imprevisto nos impide realizar todas las tareas que habíamos planeado. Es imposible calcularlo todo (y la vida sería aburridísima, además).
  • Sé realista: No te pongas objetivos que no sabes si puedes cumplir. Hay que ser conscientes de que no siempre podemos llegar a todo, y de que los superhéroes sólo existen en  los cómics y en el cine. Aprende a establecer prioridades y evita necesidades autoimpuestas.  Eso sí: lo que hagas, hazlo lo mejor que puedas. Un trabajo o tarea bien hecha hará que te vayas a dormir más satisfecho por la noche. 
  • Houston, tenemos un problema: La mejor manera de organizarse es tener unos cuantos ases bajo la manga, es decir, tener planes de acción prediseñados que nos ayuden a resolver problemas que se nos pueden presentar en el día a día. Ello requiere que te sientes a reflexionar, encontrar cuáles son los problemas con los que más frecuentemente tropiezas y ver si tienes los recursos necesarios para afrontarlos. 
  • Pide ayuda: No es ninguna vergüenza reconocer que necesitas ayuda para hacer algo, si no un símbolo de inteligencia.  Todas las personas no somos iguales y lo que a tí te puede ocasionar un gran quebradero de cabeza, para otra es coser y cantar, y viceversa. La ayuda, la empatía y el apoyo mutuo nos hace crecer como personas. 
  • Concéntrate: Realiza tus tareas de una en una y concéntrate en cada una de ellas como si las demás no existieran. Si te van asaltando ideas nuevas o preocupaciones, apúntalas y no vuelvas a pensar en ellas hasta que acabes. Esta táctica también es buena cuando tenemos preocupaciones o tareas pendientes que no nos dejan dormir
  • Pienso, luego existo: Dedica unos minutos al día a meditar o reflexionar en cómo ha sido tu día y cómo vas ha organizarte para el siguiente. Pregúntate si hay algo que puedas mejorar para ser más productivo. Muchas veces, la falta de tiempo no es  del todo real, si no que la hemos alimentado a base de malas costumbres y desorganización. En sitios como ThinkWasabi  encontrarás múltiples consejos y métodos para conseguir más con menos tiempo, algunos realmente sencillos de poner en práctica. 

 

Imagen: contemplicity en Flickr.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.