El sueño
consejos para dormir bien

Tu razón para dormir bien

15/05/2012

A pesar de la incomodidad, normalmente un par de noches de insomnio no suelen preocuparnos mucho, especialmente si estamos pasando por una época de nervios o estrés. Cuando son unas cuantas más, la mayoría de las personas empezamos  a preocuparnos sobre los efectos que puede tener para el organismo no disfrutar de un sueño reparador.

Sin embargo,  a veces algunas personas que habitualmente no duermen bien no acaban  de darle la suficiente importancia a  eso de no pegar ojo.

Seas como seas, hoy queremos darte unas cuantas razones para no pasar por alto ni una noche en blanco.

Para dormir mejor

Si eres estudiante:

¿No te han dicho muchas veces que pasarse la noche estudiando no garantiza el aprobado? No es para provocar: tiene una razón.  El sueño es importante para muchísimos procesos mentales y metabólicos, entre ellos el aprendizaje y la memoria. Cuando dormimos, nuestro cerebro asimila la información nueva que recibimos a diario. Hay estudios que dicen que a las personas que durmieron inmediatamente después a haber aprendido algo nuevo,  puntuaron mucho mejor en las pruebas posteriores.

Si te preocupas por tu figura y por tu aspecto:

¿No has oído a las celebrities como Penélope Cruz decir  aquello de “mi secreto de belleza es beber mucho agua y dormir 8 horas”? Pues lo creas o no, no van tan equivocadas  . Al margen de frivolidades varias, algunas investigaciones  sostienen que el insomnio puede ser un factor en el aumento de peso, ya que pueden alterarse niveles hormonales  que entre otras cosas, controlan el apetito.

Si  lo que más te importa es tu estado anímico:

Por ti y por los demás: duerme. No hace falta que te digamos cómo está tu humor después de una noche de insomnio: no vas a ser la alegría de la huerta. Tu ánimo, por los suelos. La falta de sueño nos pone irritables, nos cuesta concentrarnos y nuestra paciencia suele brillar por su ausencia. Normal que no tengamos ganas de ni de fiestas.

Si conduces o tu trabajo requiere concentración especial:

Obviamente, cuanto menos duermas de noche, más probabilidad tienes sentirte adormilado durante el día. Con la falta de sueño se reduce también nuestro nivel de alerta, y aumenta el peligro de accidentes o errores en nuestro trabajo. No es cuestión de ponerse trágicos, pero es evidente la relación entre la falta de sueño y la probabilidad de  sufrir un accidente, sobre todo si hablamos de conducir.   El grupo de estudios de los Transtornos de la Vigilia y el sueño de la Sociedad Española de Neurología (SEN) afirma que conducir con sueño puede llegar a multiplicar por siete las posibilidades de tener un accidente en la carretera. De hecho, la falta de sueño está presenta en al menos un 16% de ellos. Seguro que te acuerdas del lema aquel de Stevie Wonder : “Si bebes, no conduzcas”. Desde ahora, podríamos añadir también “y si no has dormido bien, tampoco”.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *