Tag Archives: dormir en pareja

Problemas de sueño

Porqué es necesario dormir, en infografía

14/03/2014

Hoy 14 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño. Pensaréis que ahora todo tiene un día mundial y que quizás dedicarle uno al sueño no es necesario. Pero pensad un poco más allá. Dedicamos mucho tiempo de nuestras vida a dormir porque es una función vital para nuestro organismo, tanto, quizás como el comer, aunque seguramente no pensamos en ello. Por eso, nos unimos a la celebración del día mundial del sueño y aprovechamos  para recorda la importancia de dormir bien y cómo no dormir lo suficiente puede perjudicar nuestra salud y bienestar. Por ejemplo, ¿sabías que una de las consecuencias del insomnio es que  no dormir lo suficiente podría aumentar el riesgo cardiovascular? ¿O que una noche de insomnio hace que al día siguiente la comida hipercalórica nos parezca más apetecible? Esta vez queremos que lo veáis bien claro, así que además de contáraoslo, os explicamos estos y otros datos sobre dormir en nuestra infografía

Infografía sobre el sueño y el insomnio

No hay comentarios
Problemas de sueño Pareja de osos durmiendo en la cama

Dormir en pareja ¿juntos o separados?

14/02/2014
¿Se duerme mejor en camas separadas? En el Día de los Enamorados, nos preguntamos si es mejor dormir juntos o. . . separados

 Ya está aquí San Valentín! Algunos podéis pensar que esta celebración no es más que una invención de Galería Preciados, pero se dice que el origen de San Valentín viene de tiempos tan lejanos como el Imperio Romano, cuando el emperador Claudio II decidió prohibir los matrimonios entre los jóvenes . Al parecer, los chicos luchaban mejor si no estaban casados. San Valentín decidió nadar a contracorriente y como en las telenovelas románticas, casaba a los jóvenes en secreto.  Como la mayoría de los santos, el pobre San Valentín no acabó muy bien, porque al emperador no le sentó muy bien su desafío.  Pero a su muerte se plantó un almendro de flores rosas en su tumba y por ello, el almendro -y no los corazones!- es el símbolo del amor y la amistad duraderos.

Cuentos y leyendas aparte, (aunque ya sabéis cuántos nos gustan los cuentos para antes de dormir),  aprovechamos el Día de San Valentín para hablar sobre qué influencia puede tener en el sueño dormir juntos o separados.

Hemos hablado mucho en este blog acerca de la importancia de mantener unos buenos hábitos para conseguir dormir bien, y a su vez, de cómo de importante es que el ambiente en nuestro dormitorio sea lo más silencioso posible y con una temperatura  adecuada.  Un dormitorio puede reunir todas las condiciones, pero ¿qué pasa cuando nuestra pareja sufre algún trastorno del sueño que nos está afectando también a nosotros? ¿Y si los hábitos de sueño con muy diferentes y creemos que no nos deja dormir bien? ¿Y si cada noche insiste en robarnos las mantas?

Dormir en pareja

En algunos casos puede ser adecuado plantearse dormir en camas separadas, pero en todo caso es una decisión que atañe sólo a cada pareja, ya que para muchas, dormir juntos es un momento de complicidad al final del día del que cuesta prescindir e incluso provocar más desvelos. En Estados Unidos, sin embargo, por mucho que sean los reyes de San Valentín, parecen tenerlo claro:   una encuesta de la Fundación Nacional del Sueño reveló que hasta una de cada cuatro parejas en Estados Unidos optaban por dormir en camas separadas, e incluso en habitaciones distintas, incluso sin trastornos de sueño por medio.

En primer lugar, al analizar el problema y tomar una decisión  tenemos que ver si el hecho de dormir juntos está afectando o no  a nuestra calidad de sueño. ¿Hay algo que hace que nos despertemos?  La respuesta más evidente y más común es el problema de los ronquidos, que es de largo,  la motivación más frecuente en las parejas para dormir en camas separadas. Durante el sueño nocturno, según el doctor Diego García Borreguero, del Instituto de Investigaciones del Sueño, si cada 20 segundos emitimos un pequeño ruido de 15-20 decibelios haremos que nuestra pareja tenga más microdespertares. Y no hablemos ya de la dificultad para quedarse dormido. . . más si tenemos en cuenta que la intensidad de un ronquido puede llegar a duplicar en algunos casos, los 15-20 decibelios mencionados! Otros trastornos del sueño que pueden incidir en el sueño tanto del durmiente como de la pareja es el síndrome de las piernas inquietas,  que puede provocar despertares por los movimientos  incontrolables en las extremidades.

Aunque parezca lógico que tener una pareja roncadora  o con otro trastorno  nocuturno pueda hacer que nuestra calidad de sueño se deteriore, lo cierto es que no hay estudios al respecto que lo cuantifiquen exactamente, así que no hay recomendaciones mágicas para generalizar. Eso sí, sí sospechamos que puede haber alguna patología, lo que sí es recomendable es visitar al médico para ponerle solución. Mientra tanto, temporalmente, se puede optar por dormir en dormitorios separados, y una vez solucionado el problema, que la pareja pueda volver tranquilamente a su nido de amor sin temores. DE hecho, una solución a tiempo no sólo nos servirá para dormir mejor, sino también para evitar problemas de pareja. Ya se sabe que el amor y el insomnio no se llevan muy bien! 

Feliz  Día de los Enamorados! 

No hay comentarios
Consejos para dormir pareja durmiendo

Cómo dormir mejor en pareja

13/02/2013

¡Qué bonito es el amor! Dicen que el amor es lo que mueve al mundo, y seguramente, a todos nos gustaría vivir para siempre en esos primeros meses  de relación en los que nuestra pareja es perfecta, maravillosa y celestial. Todo lo que hace, dice o piense  nuestro enamorado es adorable y llevamos una sonrisa puesta todo el día cual prenda de vestir.  Esos días en los que parece que no exista  más que la  felicidad, las nubes son de algodón de azúcar  y surcan el cielo unicornios rosas. Pero como dicen que el amor es una cuestión de química, con el tiempo  acabamos por percibir algunas pequeñas cosas en nuestra pareja que no son tan adorables. Lo acabamos descubriendo en pequeños detalles, cosas rutinarias. Por ejemplo, en algo tan cotidiano como la hora de dormir en pareja. De repente dejamos de dormir bien con nuestra pareja y las noches sin pegar ojo no lo son  precisamente por motivos tan románticos como al inicio de la relación. Ahora notamos que ufff, resulta que se apodera de las sábanas. O invade demasiado nuestro espacio. O empieza a “respirar” fuerte. Incluso hay algún que otro estudio que insinúa que dormir en pareja puede no ser tan idílico como parece, y lo postula como una causa de insomnio.

Pero como mañana es San Valentín, el Día de los Enamorados, y estamos seguros que la soledad roba más horas de sueño que la compañía, hoy os vamos a dar algunos consejos para conseguir dormir mejor en pareja.

Ronco, luego existo

 Que uno de los miembros de la pareja ronque es uno de los verdaderos caballos de batalla en esto de dormir en pareja. Muchos incluso han terminado por  dormir por separado como solución desesperada. Sin embargo, antes de tomar medidas tan drásticas, lo más adecuado es que, si el problema se mantiene en el tiempo,  se consulte con un médico. Roncar puede ser un problema de salud, y  incluso cuando no constituya ningún problema grave, nos pueden ayudar a buscar soluciones que permitan que nuestro sueño sea más placentero. Para el roncador, es aconsejable no hacer comidas pesadas antes de ir a dormir y no dormir boca arriba. Para el sufrido acompañante, de momento, probemos con los tapones para los oídos. . .

Quietos, ni en sueños

Hay quien se duerme en una postura y prácticamente no se mueve en toda la noche. En cambio, hay otros para los que estarse quietos es imposible y no paran de dar vueltas en la cama. Para minimizar que los movimientos de nuestra pareja perturben nuestro sueño, un colchón suficientemente grande o bien, dos colchones independientes unidos pueden evitarnos algún que otro disgusto.

El abrazo del oso

Los hay tan cariñosos que no pueden evitar dormir abrazados a su pareja, y por mucho amor que haya, hay veces que para el otro puede converirse en algo agobiante. No se trata de dormir en plan Tú a Boston, y yo a California, pero si necesitas un poco más de  espacio, es preferible  hablarlo, con delicadeza, que dormir incómodo y amanecer con dolores de espalda.

Los horarios

A veces nuestros horarios – o nuestros biorritmos- no coinciden con los de nuestro enamorado/a. A uno le puede gustarle ir a dormir tempranito, mientras que el otro es  más ave noctámbula. Uno se despierta con el sol, y al otro se le pegan las sábanas. Como casi todo en una pareja es cuestión de comunicación y término medio: Si el noctámbulo no puede dormir temprano, una luz suave de lectura puede ayudar a que no moleste a su pareja. Y madrugador, intente ser tolerante y no encender las luces mientras su pareja aún duerme.

En resumen, como os comentábamos en otro de nuestros posts, no dormir bien no sólo nos afecta nosotros mismos, si no que puede incluso acabar por influir en nuestra relación de pareja. Esperamos nuestros consejos os lo pongan un poco más fácil.

¡Feliz  Día de los Enamorados!

2 coment.