Problemas de sueño
consecuencias dormir

Trastornos del sueño, tipos y causas

24/02/2017

“Tengo problemas para dormir” es una frase que seguro que habéis escuchado muchas veces e incluso habéis pronunciado vosotros mismos. Los problemas para dormir son una de las manifestaciones más típicas de los trastornos del sueño.

Si bien contar ovejas durante la noche es una cuenta que algunos de vosotros lleváis desde hace tiempo, debéis saber que los trastornos del sueño con muy variados y no se limitan a la dificultad para dormir. En la literatura médica existen más de 100 diferentes del sueño que varían en gravedad, frecuencia o prevalencia

¿Qué es el trastorno del sueño?

 

 

Se puede denominar trastornos del sueño (o desórdenes del sueño) en general, a cualquier problema relacionado con dormir  o con el ciclo sueño- vigilia. Existen más de un centenar, aunque se suelen agrupar en 4 grandes grupos:

  • Problemas para conciliar el sueño y/o permanecer dormido – el más conocido, el insomnio .
  • Problemas para estar despierto: excesiva somnolencia diurna
  • Problemas para mantener un horario  regular de sueño – personas que trabajan a turnos, jetlag. . .
  • Altaraciones o movimientos durante el sueño que lo interrumpen

Como os podréis  imaginar y como se menciona en Sleep Education,  el trastorno del sueño más común y conocido es el insomnio o incapacidad para dormir bien.  Además este centro informativo nos aporta el dato de que un 30 o 35% de los adultos se quejan de sufrir insomnio.

Causas del insomnio

 

 

Las causas de esta afección, como hemos visto en anteriores artículos, pueden ser muy variadas. A continuación mencionamos algunas, pero cada caso es diferente:

  • Hábitos inadecuados o mala higiene del sueño: Para un buen dormir es aconsejable mantener unos horarios regulares y evitar el consumo excesivo de bebidas excitantes como el café o el té, o realizar actividades que nos impidan relajarnos antes de ir a dormir. Esta es una de las causas más frecuentes de los problemas puntuales para dormir o insomnio ocasional.
  • Nicturia. Según la Cleveland Clinic es la necesidad de ir al lavabo para orinar más de una vez por la noche.  La clínica menciona que nuestros cuerpos son aptos para no tener la necesidad de despertarnos más de una vez por la noche por esta necesidad, aunque según nos hacemos mayores es más común despertarse más veces.  En otras palabras, las personas que sufren nicturia ven su ciclo del sueño interrumpido.
  • Dolor El dolor puede interrumpir el sueño o dificultar su conciliación. Los dolores musculares, el dolor de cabeza, el dolor de espalda o articulaciones son frecuentes y pueden afectar a la cantidad y calidad del sueño.
  • Estrés y ansiedad. Sin duda son dos factores que en la actualidad todos sufrimos. El nivel de desarrollo tecnológico al que estamos expuestos, nuestras vidas modernas que implican estar conectados al móvil para estar al tanto de lo que paso a nuestro alrededor a nuestros seres queridos. . . Todo esto, sin mencionar el estrés que aporta el trabajo y las muchas nuevas profesiones, que viven con el estrés de llevar el trabajo a casa. El estrés y la ansiedad son puntos qué solo están en nuestras manos poner un freno y desconectar.

Al inicio de nuestro artículo os hemos mencionado que hay diferentes tipos de trastornos del sueño y llegó el momento de presentároslo.

Tipos más comunes de trastornos del sueño

 

 

Según The Stanford Center for Sleep Sciences and Medicine algunos de los trastornos del sueño más comunes son:

  • Ronquidos y apneas del sueño: Son alteraciones de la respiración durante el sueño. El típico ronquido es más bien un síntoma de estas alteraciones y es especialmente frecuente en hombres maduros mayores de 40 años o con obesidad.   El ronquido puede ser un síntoma de la apnea obstructiva del sueño, en la que la respiración se interrumpe durante el sueño y provoca despertares. Como bien dice Stanford Center las personas que lo sufren a veces no sois conscientes de esta dolencia porque estos despertares repentinos son muy breves, pero aún así, afectan a la calidad del sueño y no descansamos bien. La apnea puede ser peligrosa para la salud, por lo que si crees que puedes sufrirla, lo mejor es acudir al médico para que nos diagnostique por medio de un estudio el sueño.
  • Movimientos anormales o parasomnias. Se caracterizan por movimientos involuntarios o comportamientos que podemos realizar mientras estamos dormidos, sin ser conscientes de ello. En esta clasificación entran desde las conocidas pesadillas o terrores nocturnos, al sonambulismo o el síndrome de las piernas inquietas. Si quieres saber más sobre las parasomnias, cómo diagnosticarlas y tratarlas, puedes encontrarla aquí

 

Las alteraciones del sueño pueden afectar a cualquiera, y como hemos visto, hay muchos tipos. Si últimamente hace tiempo que no descansas o duermes como deberías y te preocupa,  te recomendamos consultar con tu médico para que te ayuda a saber qué pasa y lograr descansar mejor.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.