Consejos para dormir
posturas al dormir en pareja

Significado de las posturas al dormir en pareja

26/01/2017

¿Sabías qué las posturas al dormir en pareja dicen mucho de tu relación?

Por ejemplo, ¿te has fijado que el día en que has tenido una discusión con tu pareja dormís de forma muy diferente a cuando normalmente va todo sobre ruedas en la relación?

Hay quien tiene la teoría de que nuestras posturas corporales al dormir nos dicen por qué momento está pasando una relación de pareja, la sintonía que hay, y lo bien o mal que estamos conviviendo con esa otra persona.

Pero cuidado, según los creadores de estas teorías, no te fijes en la postura en la que os acostéis al dormir. Has de prestar atención a la posición en la que os despertáis. Ya que, nuestra posición al inicio del descanso no es la misma que durante toda la noche.

Existen varias formas de dormir y varias posturas para dormir en pareja, aquí te mostraremos las más comunes ¿Listo para saber qué es lo que dice tu consciencia cuando duermes?

Posturas en pareja al dormir

 

 

Postura de espaldas pero tocándose. Las parejas que acostumbran a dormir en esta posición denotan independencia de cada uno de ellos. Es decir, que a pesar de hacer vida en pareja cada uno hace vida de forma independiente y son dinámicos. Es un signo de que llevan una relación saludable y estable.

De espaldas y separados. Es una señal de que algo puede ir mal en la relación. La postura indica la necesidad que tienen ambos de separación y libertad. También puede revelar una fuerte disputa por el espacio y la total independencia de la pareja. Sin embargo, si duermes en esta posición y no es tu caso, simplemente puede tratarse de cansancio y el deseo de tener un buen sueño reparador. También existen otros factores por los que se pueden adoptar esta actitud corporal como por ejemplo, en el caso de que uno de los dos ronque muy fuerte o también por causas de sofocos muy comúnmente en el caso de que ella esté pasando por la menopausia.

De frente hacia el otro sin tocarse. El significado de esta postura tiene una connotación de independencia y estar frente a frente revela la necesidad de mirar a su cónyuge, tiende a respetar su espacio, y a sentir menos celos. La pareja que duerme en esta postura sabe convivir y sabe enfrentarse a los problemas del día a día.  Y respetan sus momentos de intimidad, sin apenas distanciarse.

Las parejas que duermen entrelazados. Puede ser una señal de deseo y de la existencia de una pasión muy fuerte. Esta postura suele ser muy común al inicio de una relación y acostumbra a ocurrir cuando ambos se quedan dormidos después de haber intimado con la intención de unir el cuerpo en uno solo. Pero atención, si no son ninguno de los casos explicados, entonces es muy probable que la pareja que concilie el sueño en esta posición sufra de celos.

La postura de la cucharita. La persona que abraza tiende a guiar y proteger al otro y la persona abrazada se siente cómoda y segura a su lado.  Esta postura es la que mejor refleja que hay una armonía en la pareja. La unión de los cuerpos se transforma en uno solo y existe la pasión y la necesidad de estar juntos. Expertos en el lenguaje corporal explican que esta posición es la que suelen presentar los contrayentes al inicio del matrimonio, del compromiso o relación. Pero te preguntarás que ocurre si por ejemplo ¿la parte femenina abraza al otro? La respuesta es que esto desvela que ella depende de él. Si está es una de tus posiciones para dormir, enhorabuena porque significa que tu relación sexual es buena y que existe seguridad en la relación.

Dormir abrazados. O también llamado abrazo real. Las posiciones de los cuerpos son las siguientes. Uno de los dos se encuentra recostado sobre el pecho o el hombro del otro. Esta postura significa compromiso, amor y cariño. Esta postura revela una buena relación que la pareja se encuentra en un momento excelente y que tienen una vida sexual idónea. Nuevamente vemos que en esta postura hay un abrazo lo que significa protección y la otra persona que mira hacia arriba, es decir, la que soporta la cabeza y mano de su cónyuge muestra confianza y auto-seguridad.

El espacioso y la reducida. No es una buena postura porque no demuestra ni afecto ni cariño por la persona que está ocupando el espacio reducido de la cama. Ya que, esto sería una forma de autoafirmación en la relación por parte del que duerme ocupando gran parte del espacio. Si este es tu caso, expertos recomiendan entablar un diálogo con tu pareja o tratar de demostrar cariño o afecto hacia esa otra persona. De esta forma sabrás si tus gestos, son o no, correspondidos.

Cada uno en su espacio con los pies entrelazados. O también llamado el abrazo en V. Es una posición que demuestra que ambos se aman. De allí que sus partes inferiores estén conectadas revelando una necesidad de estar sexualmente conectados. Pero también indica que la relación necesita afección. Científicos mencionan este pero porque esta colocación de los cuerpos es cotidiana de las parejas que recientemente acaban de tener niños. Con lo cual uno de los  miembros de la pareja tiene necesidad de afecto.

Cada uno en su espacio, pero uno tocando al otro. Revela una relación espontánea. Cada uno respecta la relación de otro. Evidencia que cada uno tiene sus amigos, tienen actividades separadas y eso no tiene por qué mermar la confianza que se tienen el uno al otro.

Ahora que hemos puesto en evidencia a tu inconsciente a la hora de dormir en pareja cuéntanos, ¿cuál de todas estas posturas comentadas es la tuya? Y por último, si eres de los que te preguntas ¿de qué lado es mejor dormir? Pincha AQUÍ y duerme como un bebé.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.