Tag Archives: estrés

El sueño conejos para dormir bien y mejorar la memoria

Problemas para dormir bien durante la época de exámenes

11/06/2013

Cuando realmente te decides por una carrera que te gusta, quien más quien menos procura asistir siempre a clase, y llevar las asignaturas al día. Claro que, en época de exámenes, todos nos hemos visto en la situación de tener que arañarle tiempo al tiempo, no sólo para leernos todo lo que entraba en las diferentes materias sino, ¡también para memorizarlo! Por eso, dormir bien se nos hace complicado, pero sin embargo, es precisamente cuando más lo necesitamos, ya que conciliar el sueño tiene un importante papel en la consolidación de la memoria.

La memorización es la parte más importante del estudio. Por lo tanto, cuando decidamos ponernos a estudiar, tenemos que procurar estar despejados y sin problemas de sueño. Desde aquí os aconsejamos encarecidamente que os olvidéis de todas esas sustancias “milagrosas” de las que otros compañeros hablan porque, no sólo nos harán creer equivocadamente que podremos preparar bien los exámenes, sino que, además, perjudican a la salud.

Para dormir bien y mejorar tu estudio lo principal es organizarse bien

Para afrontar este periodo, sobrevivir a la época de exámenes, y no morir en el intento por culpa del estrés o del agotamiento por problemas para dormir , conviene que nos organicemos bien. Sobre todo si, además de estudiar, también estamos trabajando y tenemos otras obligaciones.

Para memorizar hay que leer con atención el libro que tengamos delante y hacer un esquema. Luego hay que subrayar y colorear lo que nos parezca más importante. La memoria visual favorece el aprendizaje. Una vez que hayamos diseccionado el esquema y lo hayamos memorizado, deberemos repasarlo mentalmente hasta que seamos capaces de repetirlo sin equivocarnos.

Cuando creamos que ya nos sabemos un tema, hay que “cantarlo” en voz alta – aunque sea delante de un espejo -, o reproducirlo entero y por escrito para asegurarnos de que, efectivamente ya nos lo sabemos, e ir teniendo una visión de conjunto de toda la asignatura por temas.

Es muy difícil aprenderlo todo a la primera. Lo normal es tener que repasar lo que queremos estudiar varias veces. La memorización requiere un esfuerzo muy intenso que no podemos mantener durante mucho tiempo. Por eso debemos introducir descansos programados, con una duración que debemos controlar de forma estricta. A medida que se avance en la materia, los periodos de descanso deberán ser más frecuentes y los periodos de estudio más cortos.

Lo mejor es hacer pausas cada una o dos horas, y aprovechar ese momento de recreo para tomar un café, salir a la calle a pasear y que nos de el aire, hablar con los amigos, intentar relajarnos escuchando un poco de música y, sobre todo, intentar llevarlo todo con deportividad.

Se ha comprobado que resulta más eficaz realizar el estudio en varias sesiones que intentar aprendérselo todo de una sola sentada. Una vez que nos hemos aprendido una materia, es mejor irla repasando de forma escalonada. Es decir, realizar una primer repaso algunas horas después, un segundo repaso, más breve, al día siguiente; un tercer repaso a la semana siguiente y un repaso final un día antes del examen. Cada repaso debería durar, aproximadamente, un tercio del anterior para que resulte eficaz.

exámenes

Consejos para no derrumbarse

Hay quien para poder estudiar y concentrarse necesita paz y tranquilidad. Sin embargo, no recomendamos permanecer en una habitación encerrados a cal y canto de la mañana a la noche, pues no hay voluntad que resista más de cuatro horas de estudio seguidas.

Hay personas muy responsables que sienten cargo de conciencia pensando que estas pausas les distraerían en exceso, impidiéndoles estudiar todo lo que deberían. Pero, ¿de qué sirve estar delante de un libro cuando nuestra mente necesita hacer un descanso, y después de unos noventa minutos se nos ha ido a pasear por los cerros de Úbeda?

Es muy importante que en este periodo del año no penséis en cosas que os distraigan o que requieran que toméis decisiones importantes. Cuando se compagina el estudio con el trabajo se suele tener menos tiempo. Eso es una auténtica lata, aunque también nos obliga a organizarnos mejor.

En época de exámenes no podemos, ni debemos, enfrascarnos en asuntos de responsabilidad que requieran que tengamos que hacer horas extra en el trabajo. Si este es vuestro caso, debéis comentarle a vuestros jefes que estáis de exámenes. Seguro que se hacen cargo de vuestra situación, y  no os exigen más de lo que podáis darles en estos momentos

Cuando notéis que ya no podéis más, salid a correr o a caminar, y no le hagáis ascos a una sesión de yoga. También podríais plantearos la posibilidad de cambiar de ambiente de estudio. Podéis ir a estudiar a algún café donde no haya mucho ruido o a una biblioteca.

Nuestro consejo es que no os dejéis arrastrar por lo que haga el resto de la gente. Lo importante es encontrar una técnica de estudio y una rutina  a la medida de vuestras necesidades, que os vaya bien y que os ayude a recordar todo los que habéis estudiado y memorizado. ¡Hay quien dice que la cultura es lo que queda después de haber estudiado!

Para ser un buen estudiante no hace falta tener buena memoria, se memoriza mejor si se comprenden las cosas. La memoria es como la musculatura: cuanto más la practicas, más se desarrolla. El interés o la motivación es fundamental. Es conocida la influencia de la actitud ante lo que se estudia sobre la cantidad de información recordada.

Respetad las horas de sueño y las fases del sueño.

Dormid 8 horas (nunca menos de 6). Las horas de sueño son horas ganadas y no horas perdidas. Lo que se estudia por la noche, antes de acostarnos, no se olvida durante el sueño. El sueño sirve para afianzar la memoria por eso hay que seguir los consejos para dormir bien.

La época de exámenes es un periodo difícil, pero tenemos que aprender a sobrellevarlo con buena predisposición, recordando que todo pasa en esta vida, y que ¡lo que más cuesta aprender es lo que mejor se retiene!

Fotos: Mer Chau , Saad Faruque

Un artículo de Almudena Pérez-Minguez

 

No hay comentarios
El sueño insomnio y exámenes

Aprendizaje durante el sueño

06/02/2013

En esta época son muchos los estudiantes que se enfrentan a uno de sus peores  enemigos: los exámenes. A quién no le gustaría tener una fórmula mágica para aprobar sin tener que pasarse noches en vela estudiando! Seguro que en momentos como éste muchos habréis pensado lo fantástico que sería que de verdad funcionase el aprendizaje durante el sueño. Una grabadora con el temario más odiado bajo la almohada y  voilà, se matan dos pájaros de un tiro: adiós al insomnio -gracias a los contenidos tan emocionantes e intrigantes que muchos deben que memorizar- y adiós a horas interminables con la nariz entre los libros.

La idea de la  hipnopedia o el aprendizaje durante el sueño  ha sido  profusamente utilizada en la literatura de ciencia ficción, pero poco investigada en la realidad. La hipnopedia era el proceso que se utilizaba en Un Mundo Feliz, de Aldoux Huxley o en La Naranja Mecánica, de Anthony Burgess,  con finalidades bastante más oscuras que las de aprobar un determinado examen. En la vida real se han hecho algunas investigaciones con el fin de probar su validez como método de aprendizaje, casi todas en las décadas de los años cincuenta y sesenta, e  incluso se llegan a comercializar cursos de idiomas que prometen al comprador aprender una nueva lengua  sin más esfuerzo que darle al play de un reproductor  mientras duerme. Por suerte o por desgracia, y aunque no se ha llegado a refutar del todo, la mayoría de los científicos que lo investigaron llegaron a la conclusión de que el aprendizaje durante el sueño era prácticamente imposible, más allá de ayudar de recordar algunas palabras sueltas. Poco idóneo en todo caso, para enfrentarse a un examen, que en la mayoría de los casos no implica sólo memorizar, si no entender en profundidad una materia, relacionar conceptos y construir discursos alrededor de ella.

No hay métodos mágicos para un aprobado seguro,  más  allá que  quemarse más o menos las pestañas estudiando, pero sí que hay técnicas de memorización que pueden sernos útiles en momentos en momentos concretos, como relacionar conceptos con imágenes, hacer pareados y canciones o formar palabras cuando por ejemplo, se trata de memorizar siglas, fórmulas o elementos de la tabla periódica. Pero también tenemos que tener en cuanta  es que  el sueño  tiene un papel en la consolidación de la memoria: un buen sueño reparador  nos ayuda a consolidar los conocimientos que adquirimos durante el día, y nos ayuda a concentrarnos mejor. Por eso, no se recomienda pasarse la noche anterior a un examen sin pegar ojo, ya que puede ser contraproducente: es más fácil que  al día siguiente “nos quedemos en blanco”, y no sólo habremos perdido una noche de sueño, si no también, una nueva convocatoria.

Imagen:© Dudarev Mikhail (Fotolia)

No hay comentarios
Problemas de sueño papá noel dormido

Cómo reducir el estrés en Navidad

20/12/2012

El calendario 2012 está a punto de agotarse y eso solo puede significar una cosa: deseadas o no, las Navidades ya está aquí. Aunque nos gusten las lucecitas, la lotería, el turrón y demás parafernalia navideña, lo cierto es que estas fechas tan señaladas giran en torno a dos conceptos básicos: comida y regalos, que además, pueden sintetizarse en uno, el estrés. Te proponemos algunos consejos para que  estas fiestas no te quiten el sueño, ni siquiera aunque sea la tarde de Nochebuena y no hayas encontrado regalo aún  para tu suegra: 

  • Comer con calma para sentirse mejor En pleno apogeo de ágapes navideños, son muchos los que se ven obligados a renunciar a los rigores de una dieta equilibrada. Aunque empeñarte en llevar una dieta estricta en Navidad, puede ser frustrante y causarte un estrés innecesario, no olvides que si comes y bebes de más, te sientes fatigado y tu sueño se altera. 
  • La lista de la compra en Navidad. A la hora de llenar la nevera en estas fechas, ve a la compra con una lista hecha a conciencia. Y procura ir con el estómago lleno, para evitar poner en la cesta alimentos de relleno.
  • El menú. Si depende de tí elaborar el menú navideño, piensa qué quieres servir en la mesa y cómo, una receta sencilla y equilibrada no tiene por qué resultar menos deliciosa: compra verduras para una crema de primer plato, y  si quieres añadir una nota de sofisticación busca, por ejemplo, una receta que incluya un poco de trufa. Elige carnes magras y evita las salsas demasiado elaboradas.  Si optas por el pescado azul, prepáralo a la sal: conserva todo su sabor y es muy ligero.
  • Beber con moderación.  Aunque parezca que el alcohol nos da sueño y nos puede ayudar a dormir, en realidad provoca un sueño de mala calidad y despertares frecuentes, al alterar el ciclo del sueño. Beberse unas copas  es casi inevitable estos días, pero sí que podemos limitar el  consumo  de alcohol evitando los licores después de las comidas, sobre todo de la cena.  Mejor sustitúyelos por una infusión o una taza de té, por ejemplo verde, que además de poseer valiosas propiedades depurativas y digestivas, tiene menos cafeína.
  • Vigila el consumo de bebidas carbohidratadas de los niños  Los refrescos azucarados y con cafeína les alteran el apetito y el sueño.

Mazapán amargo

Las Navidades generan estados emocionales muy diversos, sobre todo melancolía y estrés. La Navidad puede sacar lo mejor y lo peor de nosotros mismos, por eso queremos dejaros  algunas claves para que tu ánimo no decaiga.

  • Con todos y también contigo. Te encanta reunirte con los amigos y los seres queridos que vuelven a casa en esta época del año, pero a su vez estas reuniones y el hecho de estar todo el día de compromiso en compromiso te pueden llegar a agotar, por eso es importante que acotes un tiempo para estar contigo y tus pensamientos.
  • Cuando menos puede ser más. La situación económica complicada sumada a la obligación de regalar pueden hacer mella en tu ánimo. Evita verte arrastrado por el consumismo propio de estas fechas. A la hora de hacer regalos, ten las cosas claras y adelanta las compras para no agobiarte a última hora. Puedes hacer regalos baratos y muy especiales con sorprendentes y originales envoltorios hechos por ti.

En definitiva, se trata de que mantengas a raya los excesos y de que no olvides hasta enero el hábito de las costumbres saludables. Y lo más importante: dedica tiempo a hacer lo que te gusta: lee, pasea, ve al cine,  o no hagas nada… porque, aunque sean sólo unos días,  ¡estás de vacaciones!

Felices fiestas y muy dulces sueños! 

Imagen: © Sergey Nivens – Fotolia.com

No hay comentarios
Problemas de sueño spa antiestrés

Terapia de cuidados contra el estres

05/12/2012

Atrás quedaron los días de verano, de nuevo, el  ritmo  de nuestra vida diaria se ha impuesto y ha hecho añicos el aura de buenas vibraciones  que nos dejaron las vacaciones  y el buen tiempo. Por eso, con la expectativa de unos días libres a la vista, te proponemos que te des un respiro!   ¿Cómo combatir el estres laboral? ¿Qué tal  un spa para que mimes tu cuerpo y  recuperes tu paz interior? Estamos seguro que después de uno de estos tratamientos dormirás como un bebé y dejarás atrás el estres semanal!

Tenemos algunas sugerencias que no te dejarán indiferente: selecciona tu destino y entrégate a fondo a la terapia detox y los tratamientos que te ofrecen los  spa, y prepara tu cuerpo y tu mente para hacer frente al estrés navideño. Sabemos que a más de uno puede llegar a quitarle el sueño!

Isla de encanta

Ibiza es mucho más que playas increíbles y fiesta, su naturaleza y su clima, típicamente mediterráneos, convierten  la isla en un destino ideal para este puente, aunque pienses que es un destino de verano! Encontrarás lugares tan chulos como Es Cucons, un precioso hotel boutique que cuenta con todo lo que necesitas para unos días de desconexión: desde masajes relajantes a  tratamientos de belleza o sesiones de yoga, que harán de tu estancia una auténtica delicia.  Ya os hemos explicado otras veces lo importante que es desconectar para conciliar mejor el sueño:  ahora falta elegir lo que más os ayude!

Terapias para el insmonio

© Dirima – Fotolia.com

Lujo asiático

Si lo que buscas es desconectar de verdad, en un entorno exótico pero ahorrándote vuelos eternos  y su jet-lag  no lo dudes, tu sitio este puente está en Tailandia, pero sin salir de Alicante! Disfruta de  la tradición oriental y toda su nutrida sabiduría acerca del equilibrio del cuerpo y la mente sin salir de la península. Si tu bolsillo te lo permite,  puedes aprovechar  los exclusivos tratamientos del espectacular hotel Asia Gardens, de la mano de un equipo de expertos en terapias orientales como el masaje tradicional tailandés, una terapia contra el estrés cuya técnica tiene más de 2500 años. Olvidar el estrés de la oficina paseando por sus increíbles jardines debe ser pan comido!

Balnearios urbanos

Si no haces puente, vives en una gran ciudad y necesitas urgentemente liberarte del estrés que generan los últimos días del año, la solución puedes encontrarla en balnearios urbanos, como el  Termes Victòria Hotel Balneario, en Caldes de Montbui, en  Barcelona. Busca un buen centro como este, con aguas mineromedicinales ideales para desconectar por unas horas de la urbe y encontrar alivio físico y espiritual. Seguro que en tu ciudad hay establecimientos similares que van a ser un agradable tratamiento contra el estrés que no te deja dormir!

Terapias para el insmonio

© Valua Vitaly – Fotolia.com

El spa en casa

Si no dispones del tiempo o el dinero para dejarlo todo atrás por unos días, por estas fechas,  la tensión te mantiene la espalda rígida como una tabla, haces días que no duermes bien y la comida recién hecha es algo que apenas recuerdas: ¡móntate el spa en casa!

Si tienes hijos, considera la posibilidad de mandarlos aunque sea una tarde con abuelos o amigos. Este ratito te lo vas a dedicar a ti, no te sientas culpable!  La Navidad está a la vuelta de la esquina y tendrás oportunidad de entregarte a ellos.

Lo primero es contar con algunos elementos básicos que puede que ya tengas en casa, en cualquier caso, no son nada del otro mundo: aceites esenciales, aceites de masaje, velas aromatizadas o de masaje, incienso y música !

Llena la bañera con agua caliente y añade unas gotas de tu aceite esencial favorito o, si lo prefieres, prepara un glamuroso baño de espuma. No olvides que crear una atmósfera adecuada ayuda a relajar los sentidos: pon música de ambiente y enciende velas  o incienso. Ahora solo debes sumergirte en el agua y dejar que tus preocupación y ese estrés acumulado resbalen por tu piel hasta el fondo de la bañera. Para ello, puede ayudarte un peeling casero con azúcar moreno.

Después de salir del agua, hidrata tu cuerpo con tu loción habitual, y continúa mimándote con auto- tratamientos: aplícate una mascarilla facial casera para mejorar el aspecto de tu piel o hazte la manicura.

Después de tantos mimos, sólo falta  sentarse a la mesa a disfrutar  de una cena casera ligera con aquello que más te gusta. Solos, o en compañía y a la luz de las velas, pero  por fin disfrutando de unos momentos  perfectos de relajación,  con el ánimo a punto para disfrutar de un sueño tranquilo y reparador. ¿Qué tal unos cupcakes de postre?

Imagen: © Elena Blokhina – Fotolia.com

No hay comentarios